Sobre mí

¡Hola! Gracias por querer conocerme mejor

¿Cómo describirme? Nacido un 5 de marzo, terco, algo miope, extremadamente gestual, ya pisando los 40 (¡ouch!). Maracayero mitad andino, mitad coriano, amante de la buena escritura y dicción, fanático del Festival de Eurovision, de la saga de Harry Potter y las redes sociales.

Siempre me gustó estudiar, y de pequeño quería ser periodista, diseñador gráfico, arqueólogo, publicista, abogado, pero al momento de decidirme por una carrera universitaria, terminé estudiando lo que menos pensaba: Informática.

Tras más de diez años trabajando en diversos sectores de la tecnología, decidí reencontrarme con algo que está en mis venas: comunicar; y mi primera experiencia fue a través de la radio, luego de certificarme como locutor en la Universidad Central de Venezuela. Poco después empecé a enamorarme de la dinámica entre personas y marcas en redes sociales, y me di cuenta que podía mezclar mi vocación con mi profesión original.

Posteriormente empecé a trabajar como community manager en una agencia de Maracay, y mientras me iba formando en el área, acumulaba millas de experiencia y hacía contactos que me permitieron crecer y ascender. Con el crecimiento, mis ganas de buscar nuevas escaleras me hicieron renunciar a la estabilidad de un empleo y mudarme a Maracaibo para emprender junto a un par de amigos.

En mi nueva ciudad se abrieron de nuevo las puertas para enseñar a otros, y desde 2014 comparto mi experiencia con las nuevas generaciones de profesionales digitales en empresas y en diversas casas de estudio como la URBE, la Unitec, la UBA, la UC, la UCV y la ULA; y tras 13 años de darle largas, en 2015 inicié mi formación como comunicador social, la cual terminé recientemente. Tras ver que mi etapa en el Zulia estaba cumplida, decidí regresar temporalmente a los Valles de Aragua para definir mi nuevo destino.

Fuera de lo profesional, no me incomoda comentar que me acompaña una discapacidad motora de nacimiento con la que he podido salir adelante y pese a mis “limitaciones” físicas, apoyado en mi bastón y en mis convicciones, aún no dejo de soñar. Sigo mi camino en la vida como un nómada aprendiendo cada día lo más que puedo, y con ánimos de seguir enseñando a otros todo lo que he aprendido.

Ya he hablado demasiado de mí y de seguro tienes la vista cansada, así que ¡te invito a un café para que charlemos y dibujemos juntos una estrategia distinta para tu negocio!